Picudo Alicante: Otro picudo seca las pitas de Alicante.

Una plaga de escarabajos se propaga por la cuenca del Segura en La Vega Baja y arrasa centenares de piteras y aloe.

“Este bicho está fuera de control, es una plaga que arrasa con todo”, se lamentaba ayer Moisés Cruz, de la Plataforma en Defensa de la Huerta. El picudo negro, un escarabajo diminuto, ha arrasado en las últimas semanas centenares de pitas, conocidas también como piteras, entre las localidades de Orihuela y Rojales, en la comarca de La Vega Baja. “Todo el corredor verde del río Segura está repleto de escarabajos que secan las piteras”, aseguró Cruz, que mostró varias fotografías de las consecuencias de esta nueva plaga.

Una pita muerta por el ataque del picudo negro, en Almoradí.

A diferencia del temido picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus), que termina con las palmeras, y que ha desatado la alarma tanto en Elche como en Alicante, el negro (Scyphophorus acupunctatus) es una nueva plaga invasora detectada hace tres o cuatro meses en la zona de la laguna de La Mata en Torrevieja, según asegura el conservacionista. De ahí el insecto se ha ido extendiendo. “El otro día contabilicé más de 200 piteras secas, en soto de Miguel Hernández, al lado del río también está afectado”, asegura Cruz. Pero también se han encontrado pitas afectadas en Torrevieja, junto a la rotonda de la carretera a Crevillent, en la urbanización El Limonar, en el polígono industrial Las Maromas, en Almoradí y en la huerta tradicional de Catral.

El picudo negro es una especie de coleóptero polífago de la familia de los Curculionidaepropio de América, que se beneficia de temperaturas elevadas con altos grados de humedad. De color negro, mide unos 28 milímetros y este tamaño le convierte en el más grande de su especie y, aunque carece de alas, se desplaza con rapidez. La hembra de este tipo de escarabajo pone entre 300 y 500 huevos, y es portador de la bacteriaErwina carotovora, que ataca y corrompe a la pita o agave. Según Moisés Cruz, tanto el picudo negro como el rojo avanzan “ferozmente”, y no se han constatado posibles soluciones. “La Consejería de Medio Ambiente debería intervenir”, dijo Cruz. Además de pitas, el parásito de color negro ha atacado plantas de aloe vera y cactus, y se estima que son más de doscientos los ejemplares de pita infectados o perdidos en el corredor verde del río Segura. Los primeros treinta y cinco de estos ejemplares localizados se encontraron en el entorno de las Lagunas de La Mata y Torrevieja, y entre 40 y 50 en Almoradí.

Las medidas propuestas por la plataforma para impedir la propagación de la plaga son, principalmente, la extirpación de los ejemplares muertos para evitar que el escarabajo se extienda a las pitas sanas y un tratamiento mediante fumigaciones o engaños al insecto con trampas. El colectivo ha solicitado mayor intensidad y sensibilidad medioambiental ante esta situación.

Fuente: www.elpais.com

Expertos en eliminar picudo de las palmeras: 902 109 724

 

Compartir

Deja un comentario