El halcón peregrino, un aliado en el control de aves plaga

La reintroducción del halcón peregrino en Barcelona amplia la biodiversidad en la ciudad y reconstruye la cadena trófica del ecosistema urbano, recuperando un depredador que ayuda a mantener el control sobre aves plaga como palomas, cotorras o estorninos.

 

El proyecto de reintroducción del halcón peregrino en Barcelona (falconsbarcelona.net), promovido desde 1999 por el Ayuntamiento de la ciudad, ha logrado que nazcan 54 halcones (27 en el acantilado de Montjuïc, 16 en la Sagrada Família y 11 en la torre Macosa, en Diagonal Mar).

La buena adaptación de esta ave al medio urbano está favorecida por un buen clima en invierno, hábitats óptimos en edificios altos y con repisas, pero sobretodo por la gran abundancia de presas que constituyen su dieta, básicamente palomas. .

En este sentido, el halcón es un buen aliado en el control de especies que pueden llegar a convertirse en plaga.

halcon peregrinoDieta del halcón peregrino en Barcelona,falconsbarcelona.net

La paloma, la presa más común

La especie más consumida es la paloma (Columba livia var. domestica)que representa el 52% de las presas identificadas por el equipo que realiza el seguimiento de la especie reintroducida, el zorzal común (Turdus philomelos) alcanza el 10% del total. Las cotorras argentinas (Myopsitta monachus) constituyen el 5%, la tórtola turca (Streptopelia decaocto) y la polla de agua (Gallinula chloropus) el 4% y el estornino (Sturnus vulgaris) el 3%. Las 23 especies restantes constituirian el 22% del total.

La gran oferta alimentaria que aportan las especies que viven todo el año en la ciudad se incrementa en las épocas de paso de las aves migratorias que van y vuelven de sus cuarteles de invernada en África, en otoño y primavera respectivamente.

Según Eduard Durany, responsable del equipo que lleva a cabo el programa de reintroducción, el número de halcones en Barcelona es modesto, ya que se trata de animales territoriales. “Donde se establecen, las parejas son muy celosas de su territorio”,De hecho, desde su lugar de asentamiento hacen movimientos en un radio de unos dos kilómetros, aunque puede variar en función de la época del año y de las dificultades para encontrar alimentos.

Las cotorras se vuelven silenciosas

La observación de los halcones en la Sagrada Família ha permitido también constatar un cambio en el comportamiento de las cotorras argentinas, que tanto proliferan en la ciudad. Mientras en la Diagonal estos animales continúan haciendo mucho ruido, en el barrio de Sagrada Família se han vuelto silenciosos, “sin duda porque saben que sus chirridos pueden ser peligrosos y delatarles”, explica Eduard Durany. “Las cotorras son animales muy listos y han encontrado una forma de no llamar la atención. Cuando llegan a un árbol se hablan entre sí y se gritan, pero cuando vuelan lo hacen en silencio”, agrega.

 

Fuente: La vanguardiafalconsbarcelona.net

2 comments on “El halcón peregrino, un aliado en el control de aves plaga
  1. Ésta práctica de “control de plaga” con halcones,
    me parece un acto totalmente cruel e irresponsable,
    empezando por los ayuntamientos que contratan éste tipo de servicios.

    Yo no estoy en contra de que se tomen medidas para controlar los problemas QUE EL PROPIO SER HUMANO GENERA por su falta de sensatez.

    Pero el tema de usar halcones para solucionar la plaga de aves lejos de ser una solución está causando más problemas que soluciones y en mi barrio a causado auténticos estragos.
    (Una cosa sería usarlos en zonas no urbanas, como aeropuertos, por la amenaza que suponen las aves para los aviones…). Pero cuando el remedio es peor que la enfermedad
    ¿Quién és el responsable?, ¿el ayuntamiento ó el que aplica el “control de plagas” y que se supone que debe “controlarla”?.

    Lejos de entrar en un debate, éste comentario lo expongo para hacer reflexionar sobre los métodos resolutivos a base de “exterminio”, y todo ello en consecuencia de los sucesos que están aconteciendo en mi barrio Valenciano.

    Resulta que MI balcón (propiedad privada), mi madre tiene como mascotas dos parejas de canarios, a los que cuida de la manera se supone que se debe cuidar a una mascota, ésto es de una manera RESPONSABLE. Pues bien la semana pasada cuando regregasamos a casa nos encontramos con la espantosa imagen de encontrar la jaula de uno de los canarios llenas de plumas, y con la cabeza de una de ellos tirada al fondo…(al no caber la cabeza por los barrotes ésta se desprende cuando el halcón lo jala hacia fuera…).

    Lo peor de todo es que ésto no es un caso aislado,
    ya sucedió en una ocasión anterior, y ahora me veo en la obligación de tener mi balcón “enrejado” para poder proteger a nuestras aves.

    Hoy he ido a la pajarería y hablando con el criador,
    me ha comentado que en la zona han soltado 12 parejas de halcones, y que éstos han hecho un estropicio en la zona,
    comentándome el caso de un vecino que vive en un ático,´
    y en el cual posee una jaula de considerables dimensiones
    como para albergar más 30 avecillas de diferentes especies,
    pues bien éste hombre también al volver a su casa, se encontró con la misma horripilante escena que la mía,
    con la diferencia de que en vez de matarle a una, le mataron todas… ante la consiguiente indignación éste hombre (que actualmente está en paro) volvió a comprar otra docena de pajarillos, y de paso una escopeta de balines…
    se pasó toda la mañana y parte de la tarde sentado en su balcón, hasta que vió aparacer a los halcones rondando por encima de la jaulas (concretamente tres…), y bueno ya os podeis imaginar el drástico final de los halcones
    (que son especies protegidas).

    Sinceramente he de decir que con 3 halcones menos, me siento más tranquila, pero no me parece justo final para ellos (halcones), ni para nuestras aves que padecen sus ataques.

    Y con éste método, lo único que van a conseguir és eso,
    por que los halcones no son tontos, y como aves depredadoras que són, les resulta más fácil y cómodo alimentarse de éstas aves enjauladas que no pueden defenderse, que tener que ir a cazar las que andan sueltas,
    asi que visto lo visto, la posible solución que plantean me parece nula.

    Moraleja: “Más vale pájaro en mano, que cientos volando…”,
    “La naturaleza es sabia…” etc…

    Mejor que el ‘hombre’ deje sus ‘geniales’ soluciones y deje empaz la naturaleza… (introduciendo especies que alteran el ecosistema y destruye el hábitat y el equilibrio natural), que el ‘problema’ de las palomas ha sido causa y efecto del mismo…

    Gracias.

Deja un comentario